lunes, 23 de enero de 2012

Tarde de compras

Esta semana he hecho algo que llevaba mucho tiempo deseando hacer y que no me había sido posible por problemas de pasta, y es ir a comprar ropa. Además me ha servido de terapia porque, aunque una sabe que es una princesa guapetona (y esto lo digo porque aunque tengo abuela esta genial repetírselo una misma una y otra vez) a veces se me olvida y es cuando me miro al espejo y giro la cara para no verme. Y eso es lo que me pasaba últimamente.




Así que cogí mis cosas y me dirigí al centro comercial. Dispuesta a encontrar ropa de tallaje grande y que fuese moderna, y he de decir que salí bastante contenta. Tengo que empezar dando las gracias a esta maravillosa moda que se ha impuesto este invierno de llevar jerseys 2 tallas mas grandes de lo que corresponde, porque gracias a ello, compré en H&M un precioso jersey negro ideal para combinar con tejanos. También me hice con un vestido hasta la rodilla y de manga corta en lana ideal para combinar con unos leggins y un mobo de manga larga. Y mi ultima adquisición fue una camiseta de manga 3/4 de nueva temporada, que hay que decir que la talla XL de la sección deportiva de esta tienda es una talla bastante amplia. Así que mas contenta que una perdiz y habiendo gastado apenas 45e salí de la tienda con tres trapillos que me quedaban divinos.

Y seguí mi andanza por C&A, también dispuesta a encontrar algo que fuese conmigo. Esta tienda he de decir, bajo mi punto de vista, que la ropa es bastante clásica, pero si rebuscas bien, puedes encontrar cosas que, bien combinadas, quedan geniales. Así que encontré unos tejanos a muy buen precios y ya sabéis que hice con ellos.

Y para acabar de rematar la jugada, me hice con unos botines beige con un pequeño tacón, que las cosas como son, estilizan bastante. Y ya se que las que me conocéis pensareis que con lo alta que soy (1.78 para las que no me hayáis visto nunca) igual no es necesario un tacón, pero no me diréis que no se está bien guapa cuando estilizas la pierna.

Y bueno, como una vez me aconsejó una amiga, da igual con el animo que te levantes por las mañanas, ponte un poco de mascara de pestañas, lápiz de ojos, un poco de colorete y algo de gloss y estarás más guapa si cabe.

Así que mi semana de sentirme más fea que una hiena ha acabado con una terapia tan sencilla como compararme 4 cosillas. Y con esto no estoy animando a nadie a que ahogue su mal día con una tarde de compras, si no que a veces, rebuscando en las tiendas y comprando 4 cosillas que te puedan combinar con otras que tienes en casa, es como si renovases tu armario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario